/ / /

Dimidiochromis Compressiceps 6-7 cm

Dimidiochromis Compressiceps

dimidiochromis-compressiceps-6-7cm-tienda-de-peces-online-peces-por-internet-mundo-marino-peces-agua-fria-caliente-salada-dulce-accesorios-bomba-skimmer-sal-fluorescente-comida-alimento-congelado-en-grano

4.30 €(IVA incluido)







pide-por-telefono-dnatecosistemas-tienda-online-peces-mascotas-gatos-perros-aves-accesorios-mascotas

  • Dimidiochromis Compressiceps 6-7 cm
  • Dimidiochromis Compressiceps 6-7 cm
  • Dimidiochromis Compressiceps 6-7 cm

Ficha de Dimidiochromis Compressiceps 6-7 cm

NOMBRE CIENTIFICO: Compressiceps Dimidiochromis

NOMBRE COMUN: Malawi mordedor de ojos

DISTRIBUCION GEOGRAFICA

Se encuentran en África: lagos Malawi y Malombe, y río Shire.

HABITAT

Vive en zonas de clima tropical entre 22 °C-28 °C de temperatura.
Entre caña representa y camas Vallisneria en bahías de sedimentos ricos.


FORMA

Cuerpo alargado y comprimido, los ojos son pequeños, la boca es muy grande con la mandíbula inferior más larga que la superior.

COLORACION

El macho es de color azul metálico en todo el cuerpo y las aletas.
La aleta dorsal está ribeteada de un azul más claro, con las puntas de color naranja oscuro.
La aleta anal es de color naranja en su totalidad, presentando ocelos de color azul.

La hembra es de color plateado, con una línea horizontal negra.


TAMAÑO ESTANDAR

Este pez llega a medir los 25cms los machos y 20cms las hembras


DIFORMISMO SEXUAL



los machos son mas grandes que las hembras, los machos son de color azul mientras que las hembras son plateadas.




TAMAÑO DEL ACUARIO

El depósito será de gran capacidad: 255 litros (120 x 42,5 x 50) como mínimo. Tiene que ser bastante alto de forma que permita amontonar piedras con cavidades estratificadas. Este amontonamiento o más bien superposición de rocas se realizará con seguridad para que no se caigan. Las rocas planas escogidas entre las areniscas o pizarras, se asentarán sólidamente sobre el mismo fondo del acuario, y el sustrato, compuesto únicamente de arena gruesa y recubrirá la base de estos bloques de piedras. No olvidemos que nuestros peces son infatigables excavadores y que en todo momento corren el riesgo de echar abajo la pila de piedras.
La vegetación debe ser escasa ya que estos peces remueven el suelo. En consecuencia. escogeremos preferentemente plantas grandes de grandes raíces tales como: Sagittaria latifolia. Vallisneria gigantea, y para no salirse del ambiente africano, las Anubia. Estas plantas se implantarán en macetas enterradas en la arena
Las características químicas del agua no revisten mucha importancia, solamente habrá que evitar el uso de aguas muy duras y alcalinas (TH por encima de los 35° E).
Por el contrario, cuidaremos más las características físicas del agua. Sabemos, en efecto, que estos peces viven en aguas con fuerte turbulencia y. por tanto, muy oxigenadas. Los peces viven en las capas inferiores del acuario, por lo que deberemos proporcionarles una buena aireación a este nivel. Asimismo, utilizaremos un filtro-bomba capaz de remover y filtrar el agua del acuario varias veces al día. De esta forma obtendremos una conveniente óxido-reducción y una temperatura uniforme Esta última se situará entre los 23ºC y 29°C, siendo 25°C la óptima para la aclimatación. Es aconsejable renovar periódicamente un tercio del agua. La iluminación no ha de ser demasiado intensa, sólo ha de cubrir las necesidades de las plantas (fotosíntesis).


ALIMENTACION

Siendo un gran depredador, come todo lo que le entre en la boca, alimentos preparados serán engullidos con avidez. El menú diario más apreciado está constituido por una veintena de jóvenes Guppies u otros alevines. Cierto es que, a ese ritmo, habrá que disponer un criadero sólo para asegurar su alimentación. Tranquilicémonos de todas formas: presas más corrientes son devoradas con el mismo apetito, como, por ejemplo, pequeñas lombrices limpias, larvas de mosquitos, camarones. tubifex, etc. Los alimentos preparados y los trozos de carne magra son igualmente bien aceptados.
Aclimatado en buenas condiciones y bien alimentado, el S. casuarius gozarás de una salud a toda prueba. Sólo es sensible a diferencias térmicas, por lo que habrá que vigilar especialmente que se le mantenga a las temperaturas aconsejadas.

REPRODUCCION

Para la reproducción no se precisa de ninguna instalación especial .Como máximo se pueden disponer de varias macetas invertidas y enterradas en parte en el suelo para que puedan elegir el sitio de su puesta. El agujero inferior de la maceta será ensanchado al tamaño del pez.
Como en la mayoría de los cíclidos, son monógamos y entre varios ejemplares de diferente sexo, las parejas se unen espontáneamente.
El período de reproducción es precedido por un aumento de actividad de los peces. El macho intensifica los colores, particularmente los de la cabeza. Explora los alrededores en etapas cada vez más largas. Excava varios agujeros en el suelo de las cuevas, dejando la superficie muy limpia. También puede escoger una maceta invertida y excavar una depresión en el interior que no será utilizada necesariamente como lugar de puesta.
Las persecuciones a otros peces son, de la misma forma, otro índice del período prenupcial. Aunque, desde luego, esta manifestación puede producirse también durante la delimitación del territorio.
En el momento en que observemos a los peces en esas situaciones habremos de elevar y mantener la temperatura entre los 26 y los 28° C. Una vez determinado, el lugar de puesta sera defendido y cualquier intruso es implacablemente rechazado. En esta época, este cíclido es realmente agresivo. Tanto si es una maceta invertida como una cavidad, sólo la hembra elegida podrá penetrar en ella tras el macho. En el caso de que la puesta se produzca en una maceta, los preliminares son muy curiosos e incluso, a veces, cómicos debido a las actitudes de la pareja. En efecto, el macho asoma la cabeza por el agujero y luego desaparece para excavar el interior de la cueva y no dejará pasar a la hembra hasta que no este todo preparado.
El desove es difícil de observar ya que, generalmente, tiene lugar en el interior de grutas o de una maceta. En la primera puesta el número de huevos es. aproximadamente, de una cincuentena. Son bastante grandes y ovalados:
3 mm. de largo por unos 2 mm. de ancho. De color blanco lechoso, son puestos sobre una cara vertical de alguna piedra o en la pared interna de la maceta, superficies a las que se adhieren. Como en muchos cíclidos los padres vigilan y cuidan la puesta.
En general. es la hembra la que se ocupa especialmente de la limpieza de los huevos, retirando las partículas de suciedad con la boca y ventilándolos con las aletas. El macho vigila los alrededores desplazándose en un perímetro que no sobrepasa la veintena de centimetros en torno al nido. Las larvas libres, después de la eclosión, son reunidas en las depresiones excavadas inicialmente por el macho. Al principio nadan a saltos pero, al cabo de algunos días, empiezan a moverse normalmente.
Durante el día, los padres acompañan al enjambre de alevines, asegurando el macho su defensa mientras la hembra los reúne entre sus aletas ventrales en caso de peligro. Al cabo de la cuarta semana, los alevines pasean por el acuario, siempre bajo la supervisión de sus padres. Por la noche, los alevines son reunidos en las depresiones excavadas en las cuevas o bajo los troncos.
Los alevines se alimentan de los microorganismos del plancton dulceacuicola. Los protozoos ciliados y flagelados serán su primer alimento vivo, seguidos de los rotíferos y algunas algas pelágicas como: Volvox, Eudorina, etc. Después de algunos días se suministrarán nauplios de Artemia salina y Cyclops como alimentos más sustanciosos. Muy a menudo, la hembra mastica el alimento demasiado grande para el alevín. Corta la carne con sus dientes maxilares, primero, y. después, la reduce a finas partículas con los opérculos con objeto de alimentar a su nidada.
Los jóvenes crecen bastante rápidamente y alcanzan la madurez cuando desaparece la mancha redondeada y oscura de su aleta dorsal. Observemos que se puede producir un segundo desove cuando los alevines son todavía demasiado jóvenes. Aunque el número de huevos sea menos importante, aproximadamente una treintena. los alevines de esta segunda puesta serán, igualmente de buena constitución. Si se produce una segunda puesta sin un descanso intermedio, los padres pueden resentirse de una alteración etológica. Durante el segundo período de puesta, los primeros alevines son abandonados e incluso rechazados por sus padres. Este desinterés por la progenie puede parecernos cruel. El comportamiento está motivado por el hecho de que en la naturaleza la turbulencia y la rápida corriente de agua se llevan y dispersan a los alevines que deben, entonces, valerse por sí mismos. En el acuario (un medio artificial) donde las condiciones son completamente distintas, los alevines tienden a prolongar el beneficio de la protección y cuidados que les proporcionan sus padres. Estos últimos, movidos por su instinto y sin comprender la presencia de estos , los consideran como extraños y los persiguen implacablemente. Habrá, entonces, que trasladar a los jóvenes peces a otro depósito para evitarles, por un lado, los malos tratos de sus padres y. por otro, el confinamiento que ello supondría y retardaría su crecimiento.

Canal Youtube DNATecosistemas


Todos nuestros videos los puedes encontrar en nuestro Canal de Youtube: DNATecosistemas

Video específico de este producto:

Productos que te pueden interesar:


Nimbochromis livingstonii
HAPLOCHROMIS LIVINGTONI 7-8CM
Aulonacara yellow
AULONACARA AMARILLA 7CM
Labidochromis caeruleus
LABIDOCHROMIS YELLOW
detdhn8ufupslcu44iu36rm3t7